5 claves para enfocarte y ser más productivo desde hoy

Comenzaré haciéndote una pregunta: ¿ya empezaste a trabajar en tu lista de objetivos de año nuevo? Sumaré una pregunta más: ¿lees esa lista con frecuencia o, por el contrario, ya la perdiste?

Si estás trabajando en tus objetivos, dándolo todo por obtener buenos resultados,  ¡te felicito! Pero, si te sientes estancado y aún no sabes cómo dar el paso para avanzar hacia dónde quieres, te invito a que sigas leyendo e pongamos en práctica cinco claves que te ayudarán a sentirte más enfocado, y te animarán a trabajar desde hoy.

  1. Haz una lista.

Pero no una lista cualquiera sino una donde apuntes qué quieres hacer y cuál es el camino más simple para lograrlo.

Sí, simple, porque los pequeños pasos que das cada día pueden darte grandes resultados mañana (piensa siempre en la Ley de Pareto: el 20% de las cosas que hagas te darán el 80% de los resultados).

  1. Identifica qué es eso que te aleja de tu propósito.

Aterriza todos los obstáculos que estén en tu camino para llegar a donde quieres. ¿Necesitas cambiar tus hábitos? ¿Necesitas un poco de motivación? Piensa en todos los factores que pudieran perturbar tus metas y trabaja en crear soluciones.

  1. Prepárate con antelación.

¿Tu objetivo es bajar de peso?  ¿Dejar de fumar? ¿Crear tu propio negocio digital? Cualquiera que sea tu meta prepárate con antelación: comienza a leer, busca el apoyo de un experto.

Una manera eficiente de despertar la motivación es preparar tu lugar de trabajo, ese donde permanecerás tantas horas, construyendo ideas.

Asegúrate de que sea un espacio cómodo y equipado con todo lo que necesitas, que tenga elementos que te hagan sentir identificado y, lo más importante, que pueda convertirse en una suerte de templo de creación.

  1. Planifica bloques de trabajo.

Una vez sentado en tu escritorio (o en el lugar que mejor se adapte a tus proyectos), adapta la metodología de trabajar por bloques de tiempo. Ya sean las primeras horas del día y las últimas de tu jornada, dedica toda tu atención a lo que estés haciendo y reduce el uso del teléfono celular y el correo electrónico.

Hay profesionales que, aún con las agendas más apretadas, dedican 90 minutos a diario para trabajar en sus proyectos personales con total enfoque. Durante este tiempo limitan platicar con otras personas, evitan revisar sus redes sociales, y se concentran en dedicar atención plena a lo que están haciendo.

Para lograrlo, es necesario trabajar un valor indispensable: la disciplina.  ¿Eres capaz de darte una orden a ti mismo y cumplirla? ¿Puedes convertirte en tu propio líder? Haz clic en este enlace y descúbrelo por ti mismo.

  1. No te olvides de visualizar.

Al final del día visualiza tu meta. Imagina que estás allí, alcanzándola, logrando lo que tanto habías querido y haz que esa sensación de gozo se convierta en tu motivación y tu fuente de ideas.

¿Cuáles son sus mejores estrategias para enfocarse?

Respóndeme en un comentario.

¡Cuídate mucho!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *