5 claves para ganarle al ego y conectar desde el valor

Comencemos describiendo una situación. Acudes a un profesional en busca de un servicio o solución para un evento o problema determinado, te sientas frente a esa persona y tienen una conversación, planteas tu caso, expresas cuáles son tus necesidades pero, al final, culmina la reunión y tu regresas a casa sabiendo las habilidades y títulos de ese profesional, pero sin ninguna respuesta real a tu problema. ¿Te suena familiar? ¿Sabes por qué pasa esto?

Hay un error bastante común entre los profesionales y líderes de todas las áreas: creen que la mejor forma de persuadir o influenciar a las personas y brindarles soluciones comienza por demostrar cuántos conocimientos tienen, cuántos títulos han logrado en su carrera profesional  o, peor aún, convierten todo eso en su propuesta de valor.

Si eres un profesional y sientes que algunas vez has cometido este error, debes saber que es necesario darle un giro a tu forma de conectar con las personas y te cuento por qué.

Conecta desde el valor, nunca desde el ego.

En mi libro Liderazgo estratégico en seguridad cito a Fabiana Paolini, una exitosa emprendedora del marketing y el personal branding quien en un artículo publicado en su sitio web describió en una sola frase el por qué es necesario prescindir del ego y conectar a través del valor: “a nadie le importa lo que hago”. Te invito a que leas su historia.

“A nadie le importa lo que hago. Descubrí esto después de hacer todo lo que se supone que se debe hacer en un negocio durante ocho años. Me aseguré de ofrecer una buena cantidad de servicios, aprendí a diseñar bien, creé excelentes páginas web, estudié lo básico y hasta hice un MBA (Maestría en Administración de Empresas).

No me di cuenta de que estaba cometiendo un gran error. Uno que quizá tú mismo estás cometiendo. Todo mi mercado, ventas y negocio se trataban sobre lo que yo hacía. ‘Yo creo páginas web, yo hago esto, yo hago aquello, yo, yo, yo.’

Todo se trataba de mi y de lo que yo podía hacer. Es gracioso que en ese momento parecía ser lo más obvio.

Lo que no sabía es que en ese momento a nadie le importaba lo que yo hacía. De hecho, todavía hoy en día a nadie le importa tampoco.

Lo que a la gente le importa es ellos mismos. Lo que a ti te importa eres tú,
tus problemas, tus necesidades, frustraciones, ambiciones y sueños.

Cuando caí en cuenta de esto, fue un grandísimo descubrimiento para mí, y cambió todo sobre mi negocio. Me dejé de enfocar tanto en mí y empecé a hablar sobre la experiencia de transformación que podría lograr para otros.”



Fabiana no ha podido expresarlo mejor. Generar buenas experiencias en otras personas, brindar soluciones, construir grandes ideas y crecer constantemente, no es algo que obtengamos a partir de cuánto exhibamos nuestras habilidades o cuán presumidos podamos ser por nuestros logros académicos o profesionales, no.

Lo verdaderamente importante es cuánto trabajamos nuestra capacidad de impactar positivamente y transformar la vida de otros, escuchando las necesidades de esa persona que acude a nosotros por ayuda y poniendo todo nuestra disposición en generar valor.

Te preguntarás si adaptarte a esta nueva forma de conectar con las personas es difícil. Sin duda todo dependerá de cuán dispuesto estés de revisar de qué manera trabajas, revisar tus creencias y querer escuchar más a los demás y menos a ti mismo. Siempre será mucho más valioso lo que otras personas puedan decir sobre ti.

Cierro este tema con cinco recomendaciones clave que te ayudarán a conectar desde el valor a partir de hoy.

5 claves para conectar desde el valor

  1. Agregar valor es y siempre tu objetivo. ¡Suelta el ego! Esfuérzate por hacer un trabajo tan bueno que para los demás sea fácil recordarte.
  2. Al conectar con otros evita centrar la conversación en ti. Al hablar sólo de ti corres el riesgo de que las personas pierdan el interés en ti y en lo que puedas hacer por ellos.
  3. Enfócate en brindar soluciones.Tu verdadera propuesta de valor es la oportunidad de crecimiento y transformación que puedes aportar a los demás.  
  4. Recuerda que a nadie le importa quién eres hasta que saben cómo puedes ayudarlos. De nuevo, recuerda esto siempre.
  5. Trabaja más en el ganar-ganar. Si sientes que tienes un gran potencial y mucho que aportar ¿de qué sirve utilizar todo eso como una herramienta para competir con otros? Mejor enfócate en hacer relaciones ganar-ganar con otros profesionales. Te aseguro que esta filosofía te aportará resultados.

¡Cuídate mucho!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *