3 formas de medir tu crecimiento personal

Todos queremos crecer como personas, como profesionales, como líderes, pero ¿cuál es la mejor forma de medir ese progreso? ¿Cómo sabemos que estamos haciendo lo correcto para dar los pasos que queremos? En este artículo encontrarás 3 formas sencillas para lograrlo. 

La semana pasada, mientras hacía una búsqueda en Google sobre noticias, casos de estudio y publicaciones recientes sobre liderazgo, me encontré con una frase de la empresaria estadounidense Leah Busque que me gustó mucho y me puso a pensar: 

“Me levanto cada mañana y pienso: ¿hasta dónde puedo empujar a la compañía en las próximas 24 horas?”. 

Leah Busque es fundadora de TaskRabbit, un mercado en línea que le facilita a las personas el acceso a servicios de limpieza, pequeños trabajos, ensamblaje de muebles y mucho más. Para esta mujer, la disciplina y el apoyo del equipo de trabajo adecuado fueron dos elementos fundamentales que le permitieron alcanzar su propósito y crecer a nivel personal. 

“Lo importante es construir el equipo correcto, trabajar con gente que tiene la misma pasión que uno tiene por su empresa y así crecer juntos”, resalta Busque, quien durante su tiempo como CEO de su empresa, logró captar ingresos superiores a los 50 millones de dólares. 

¿Te has preguntado cómo puedes vivir un proceso de éxito similar a este? Lo más importante es comenzar por un aspecto clave: tu crecimiento personal y desarrollo profesional. Si te has fijado este objetivo, aquí te dejo estas 3 claves que te ayudarán a descubrir en qué punto estás. 

Todo buen líder sabe a dónde quiere llegar 

Y para definir una ruta que te lleve a transitar el éxito, lo ideal es comenzar haciéndote preguntas: 

1. ¿Dónde estás ahora y dónde quieres estar en 10 años? 

Una pregunta fundamental que muchas personas se atreven a hacerse en diferentes momentos de sus vidas. ¿donde estás ahora y dónde quieres estar en 10 años? Para responderla de forma acertada, es necesario fijarse en un punto importante: no cometas el error de concentrar todas tus energías pensando en el resultado, visualizando cómo estarás y todo lo que tendrás luego de haber alcanzado tu meta, mejor opta por concentrarte en el proceso, y divide tu objetivo en pequeños pasos para que cada acción sea posible y real para ti. 

¿Dónde fijas más atención, en el proceso o en el resultado? Cuéntame tu opinión en un comentario en este artículo.

2. ¿Puedes armar una lista con tus 5 cualidades más destacadas y sentirte satisfecho por cada una de ellas?

En ocasiones, el mejor proceso de crecimiento personal que podemos desarrollar es aquel que comienza por reconocer las habilidades que hay en cada uno de nosotros. Sí, darnos el crédito por lo que somos y valemos, nada más. En la medida que somos más conscientes de todo el valor que tenemos y podemos transmitir a otros, nuestra mente comienza a estar en mucha más sintonía con las acciones que debemos emprender para alcanzar un objetivo. 

Si hoy mismo te atrevieras a reconocer tus habilidades para hablar en público, por ejemplo, ¿te sentirías mucho más animado para hacer de ese potencial un instrumento para materializar tu propósito? Estoy seguro de que sí te atreverías. 

Anímate a crear esa lista, hazlo al terminar de leer este artículo, ¡sincérate! Este puede ser ese paso vital que necesitas para crecer tanto como quieres. 

3. ¿Estás seguro de que eso que haces es lo que te conecta? 

En otras palabras: lo que estás haciendo hoy, ese trabajo al que vas de lunes a viernes, ese proyecto que asumes con dedicación, ese viaje de negocios que has programado, ¿es lo que realmente te mantienen conectado con tu propósito, con lo que eres? 

Algunas personas piensan que si están al frente de un gran cargo, si están haciendo un trabajo importante, es el destino el que los ha llevado hasta allí y, de forma inmediata, asumen que ese es su lugar o misión en la vida, ignorando que su poder de decisión es lo que verdaderamente puede determinar su realidad o su futuro. ¿Lo habías pensado? 

En mis redes sociales suelo compartir constantemente muchas más reflexiones como esta, ¡sígueme! 

Cuéntame en los comentarios qué estás dispuesto a hacer hoy para motivar tu crecimiento personal. 

¡Cuídate mucho!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *